Archivos para el mes de: marzo, 2012

HOSTEL 3, de Scott Spiegel: YO SOBREVIVÍ A LA SAGA HOSTEL… Y SIN ELI ROTH

Calificación: 6/10.

Empezaré por el principio: hay dos sagas que han marcado el cine de terror del nuevo siglo: la primera, Scream, del nunca suficientemente enaltecido Wes Craven; la segunda, Saw, para bien o para mal, pero sobre todo para mal, pues los últimos capítulos, que solo visioné por la clasificación X del ministerio de Cultura del anterior gobierno, resultaban tan inertes y desmembrados como algunos de sus personajes.

Hostel sigue la estela de esta segunda, y la inició un director amiguete de Tarantino y bastante sobrevalorado: Eli Roth. Los fans del género, siempre tendientes a la mitomanía, quizá quisieron ver en él lo que habían visto en James Wan, Takashi Miike o incluso alguno de los clásicos de los 80, pero lo que reflejaban sus obras era algo asaz distinto, como la perfectamente olvidable Cabin Fever y la primera parte de Hostel, llena de trucos, trampas y apaños de guión que el también realizador ni siquiera se esforzaba en ocultar.

Por suerte, Roth elevó bastante el listón con la segunda parte, cambiando el sexo de las víctimas y dando un giro maestro al desenlace. Hostel 2 sí está a la altura –al menos, casi siempre- del potencial del argumento.

Y ahora llega la tercera parte. Ya no está Roth, ni produce Tarantino, ni transcurre en Europa, ni se ha estrenado en salas. Ha sido encargada a un director de tercera -perdón por el doble sentido fácil- y todas las lisonjas a Roth se han vuelto improperios para Spiegel. Fácil, pero… ¿justificado?

Reconozco que me ha divertido lo suyo Hostel 3, incluso más que sus predecesoras. Spiegel, después de una secuencia de arranque de esas en las que sucede lo contrario de lo que uno se espera, narra una despedida de soltero de forma plana y televisiva, por lo que destacan aún más las escenas posteriores en las que “La Sociedad” (casi tan terrible como la de Martyrs) presencia las torturas de sus víctimas en una especie de macabro auditorio con camareras semidesnudas, y no digamos ya ese final tan bien rodado lleno de sorpresas y cadáveres (¡atentos todos al aplastamiento del personaje de Thomas Kretschmann!). Pero habrá supervivientes… y mejor me callo para no hacer más spoilers.

Al frente, un puñado de actores desconocidos que cumple, aunque uno se quede con la carita de Sarah Habel (foto inferior). En fin, nada memorable pero entretenido cine de género, que además que ejemplifica muy bien el refrán de que unos llevan la fama (Roth) y otros cardan la lana (Spiegel), y que conste que con esto de cardar no quería dar ideas para asesinatos en una futura cuarta parte…

* HOSTEL 3 (2011). DIRECTOR: Scott Spiegel. INTÉRPRETES: Thomas Kretschmann, Kip Pardue, John Hensley, Barry Livingston, Skyler Stone, Sarah Habel. NACIONALIDAD: EE. UU. El DVD  y Blu-Ray salieron a la venta el pasado 13 de marzo, pero puedes descargar la película aquí.

PRESENTACIÓN DEL DVD/BLU-RAY DE IN TIME Y LO (PEN)ÚLTIMO DE WES CRAVEN

PRESENTACIÓN DEL DVD/BLU-RAY DE LA PELÍCULA IN TIME

Hispano Foxfilm, muy comprometida siempre con la prensa internáutica, presentó ante ella otro de sus títulos en estuche DVD/Blu-Ray/copia digital: la película de Andrew Niccol In time.

Como es costumbre en este blog, proporciono el enlace de descarga en Torrent (pinchando en el título), pero, dado que el precio del estuche con los tres formatos es inferior a 20 euros y que la calidad de la copia disponible en la Red deja bastante que desear, sobre todo en lo referente al sonido, esta vez voy a recomendar hacer el pequeño desembolso.

Y no solo por los tres formatos y los extras, sino también por la calidad de la película, afirmación que me propongo matizar ahora: a lo último del director de Gattaca, hasta el último criticastro de los medios “oficiales” le ha reprochado que una premisa tan original devenga en un thriller convencionalón, cuando, precisamente, se trata de un thriller distópico bastante bien ejecutado al que engrandecen su premisa y, sobre todo, su condición de metáfora política que la ha llevado a ser llamada la película más subversiva desde V de vendetta y la que podría ser la obra fílmica de cabecera de los #indignados…

Por ponerle pegas, la incompetencia actoral de Justin Timberlake, el horrible estilismo de Amanda Seyfried y su diseño de producción abigarrado que coge cosas de aquí y de allí (MatrixMad Max, el cine negro y social…). Nada, en todo caso, que llegue a arruinar una experiencia más que positiva y a ratos emocionante.

Entre los extras, cinco escenas eliminadas y otras cinco extendidas, el extraordinario falso documental Los minutos -realizado  dentro de la ficción de la película- y hasta un juego gratuito exclusivo llamado The game para dispositivos Apple.

En fin, que contando con que la película merece la pena, que el código de descarga para la copia digital NO CADUCA NUNCA y que se trata del Blu-Ray más barato del mercado, qué menos que agradecer el esfuerzo siendo “legal”: cuesta casi lo mismo que un partido en pay per view y menos que dos copas en una discoteca con “reggaetón”…

* IN TIME (2011). DIRECTOR: Andrew Niccol. INTÉRPRETES: Justin Timberlake, Amanda Seyfried, Vincent Kartheiser, Cillian Murphy, Johnny Galecki, Olivia Wilde. NACIONALIDAD: EE. UU.  El DVD/Blu-Ray/copia digital sale a la venta el próximo 2 de abril.

*********************************************************************************

ALMAS CONDENADAS, de Wes Craven: INCOMPRENDIDO CRAVEN

Calificación: 5/10.

Como en la vida, en el cine siempre tenemos que tragar mucho de lo malo para disfrutar un poco de lo bueno. Así que, para un aficionado al género de terror, que se estrenaran dos películas de Wes Craven el año pasado con dos meses de diferencia equivalía a un festín… o al menos lo habría sido si estas dos películas hubiesen gustado, pero la divertidísima y cañera Scream 4 dividió a crítica y público, y de esta Almas condenadas reniega absolutamente todo el mundo… porque nadie la ha pillado.

He aquí lo que no ha cogido nadie: el referente inmediato de este filme no es la realidad, sino los slasher surgidos tras la estela de la saga Scream. Es decir: Almas condenadas sería la película de terror que verían los personajes de Leyenda urbana o de Destino final. Por tanto, hablamos de un filme metalingüístico en el que Craven retuerce su lenguaje hasta aproximarlo a la coña pura, a la broma contada con cara de palo. Como Starship troopers, para entendernos. Existen momentos de humor tan evidentes (Bug y Alex remedando el falso espejo de Sopa de Ganso, la oración de la hija del director de la escuela) que el hecho de que nadie los haya entendido me reafirma la estupidez de mis congéneres, con perdón y excepción de mis lectores.

Sin embargo, Craven se muestra dubitativo en este planteamiento. La película no siempre se toma a broma a sí misma, y cuando no lo hace funciona infinitamente peor. Aunque lo que de verdad condena a Almas condenadas es ese montaje entrecortado, una imposición desde fuera sin justificación ninguna que menoscaba el acabado del filme. Pero vamos, nada que merezca tanto improperio. ¿Lo peor de Craven? Lo dirá quien no haya visto El sótano del miedo o Música del corazón

* ALMAS CONDENADAS (2010). DIRECTOR: Wes Craven. INTÉRPRETES: Max Thieriot, Denzel Whitaker, Frank Grillo, Zena Grey, Danai Jekesai Gurira. NACIONALIDAD: EE. UU. El DVD  y Blu-Ray salieron a la venta el pasado 21 de marzo, pero puedes descargar la película aquí.

Muy breve el preámbulo porque la actualización ya es bastante larga: como todas las listas, es personal y objetable. He dudado hasta el último minuto si incluir Ilsa, la loba de las SS y An american crime, pero nada de Von Trier ni de Haneke, porque mis pocos lectores saben que les tengo alergia. Como casi todas las películas son de los últimos años, es posible que los directores sigan tratando de superarse en los próximos en esto de hacer películas “fuertes”… Los enlaces de descarga, como siempre, pinchando en los títulos.

NOTA: finalmente, me he atrevido a hacer una segunda parte con las dos películas arriba mencionadas y otras que también se las traen. No dejéis de echarle un vistazo.

A día 3 de diciembre de 2015 me he atrevido con una tercera parte con zombis porno, caníbales castradores y películas denunciadas al FBI por confundirlas con snuff. Telita…

10. CRASH (DAVID CRONENBERG, 1996). Antes de transmutarse en el director convencionalón que es hoy, Cronenberg hacía cosas tan revulsivas como esta. El encuentro entre Eros y Tánatos en la sociedad de hoy, o, más claro, excitación sexual a través de accidentes automovilísticos. No resulta tan tortuosa como Videodrome o Inseparables, pero sí mucho más explícita. Descenso a los miasmas del alma humana (el primero de la lista) que a muchos, no obstante, les pareció morbo gratuito, que no fácil, porque nada en el Cronenberg de entonces lo era.

9. À L’INTÉRIEUR/INSIDE/INSTINTO SINIESTRO (ALEXANDRE BUSTILLO Y JULIEN MAURY, 2007). Muy célebre entre los fans del fantaterror y el gore, narra cómo una embarazada fuera de cuentas es acosada en Nochebuena por una psicópata (nada menos que Béatrice Dalle) que pretende cargársela y quedarse con su retoño, no necesariamente por ese orden. El problema de este filme estriba en que, antes que en un festival de hemoglobina, consiste en un festival de disparates de guión. Sobre él le leí algo muy gracioso a un forero: los franceses tienen el doble de sangre en su cuerpo que el resto de nosotros, a la vez que pueden resucitar momentáneamente para arreglar la luz. No la recomiendo.

8. AUDITION (TAKASHI MIIKE, 1999). Estandarte del nuevo cine de terror japonés, Audition nos descubrió en Occidente el particular universo de su director, que aquí queda expresado de la forma más onírica y perversa posible. Para el recuerdo perpetuo, la escena del personaje mutilado tragando vómitos de un cuenco para perros y la tortura con alfileres final. Diferente, malsana y extraordinaria.

7. I SPIT ON YOUR GRAVE (STEVEN R. MONROE, 2010). De estreno pendiente en España -ya podemos esperar sentados-, se trata del remake de una película de 1978 que aquí se conoció como La violencia del sexo, la cual el crítico Roger Ebert calificó como la peor de todos los tiempos. El argumento es simplicísimo: una mujer es violada y atacada por cuatro hombres, sobrevive a duras penas y decide vengarse de ellos, pero multiplicando el tormento: por ejemplo, al que la sodomizó, ella le sodomiza con un trabuco, y todo así. Probablemente contiene la castración más realista jamás filmada. A mí me gustó, incluso más que la original.

6. NEKROMANTIK (JÖRG BUTTGEREIT, 1987). Muy difícil la decisión de elegir una de este autor, al que algunos consideran, más que un cineasta, un necrófilo seriamente perturbado. Todas las de Buttgereit tienen lo suyo, pero, al fin y al cabo, esta es la más célebre y contiene la imborrable escena del ménage à trois con un cadáver. De su secuela, el amigo Spasojevic, que luego saldrá, plagió el coito con decapitación. En fin, entrar en el universo de don Jörg es adentrarse en un terreno donde cuesta seriamente mantener la cordura. Para quien se atreva.

5. SALÓ O LOS 120 DÍAS DE SODOMA (PIER PAOLO PASOLINI, 1975). La más célebre adaptación cinematográfica del marqués de Sade, de la cual se rumorea que fue la causa del asesinato de su director. Unos capitostes de la Italia fascista someten a sus prisioneros a vejaciones de todo tipo. Coprofagia, mutilaciones hiperrealistas y mucho más. Todo estaba ya en el libro, que nuestro Jess Franco calificó de “inventario de perversiones”, pero el italiano dota al conjunto de un mensaje moral que todavía algunos no saben vislumbrar al fondo del pantano de sangre y heces: la infinitud del Mal asociada al poder nunca será nada al lado de la inocencia (ese final insuperable con los dos soldados bailando…).

4. HOLOCAUSTO CANÍBAL (RUGGERO DEODATO, 1980). Una de las películas más célebres de todos los tiempos, prohibida, perseguida, mutilada –lo cual tiene gracia si pensamos en su contenido- y por la que su director fue acusado de asesinato, al creerse durante mucho tiempo que se trataba de una snuff movie y que las filmaciones que aparecen en ella eran reales. En cualquier caso, los animales sí fueron mutilados de verdad (la escena de la tortuga gigante le revolvería las tripas al mismísimo Freedy Krueger), y aún continúa abierta la polémica de si tales salvajismo y depravación constituyen una crítica contra la sociedad y el género humano. Para sumarse a dicha polémica, hay que haberla visto al menos una vez, aunque este bloguero recomienda que con el estómago vacío.

3. THE HUMAN CENTIPEDE II (TOM SIX, 2011). A este filme “de moda” y a su predecesor ya les dediqué una actualización entera. Y si bien el primero me parece bastante aburrido, el segundo añade eslabones humanos al ciempiés, un humor incalificable y casquería (atentos a la escena del recién nacido-acelerador) y mierdaza por doquier. Ya lo dije en su momento: tiene su gracia, pero está sobrevalorada. Y lo peor de todo es que Tom Six ha dicho que la tercera y última parte va a superar con creces todo lo visto hasta ahora… Se empieza a rodar este año. Miedito.

2. A SERBIAN FILM (SRDJAN SPASOJEVIC, 2010). Otra que tampoco se ha estrenado aquí, pero muy famosa por estos lares porque es la primera vez, contando la época de la dictadura franquista, en que en España se encausa al director de un festival de cine por proyectar una película determinada (al final ha sido absuelto). Otro descenso a los miasmas del ser humano sin medias tintas, empapuzado de drogas y lleno de tabúes, entre ellos la pederastia. Todo se pretende una metáfora política algo pasada de pretensiones, pero, en general, supone un viaje al horror desasosegante y conseguido. Hay quien no la ha podido olvidar y hay quien no quiere volver a saber de ella, entre otros el procesado director del festival de Sitges, Ángel Sala.

1. MARTYRS (PASCAL LAUGIER, 2008). Una secta llamada “la Organización” se dedica a raptar personas, incluyendo niños, para torturarlas hasta el extremo sufrimiento, cuando –según creen ellos- se puede ver lo que hay después de la muerte y revelarlo. De todas las de la lista, he puesto a esta en el primer lugar no sólo por brutal, sino también por insidiosa: poco a poco se te mete bajo la piel, uno se siente cada vez más identificado con las víctimas, y mientras a ellas las martirizan, Laugier hace lo propio con nuestra sensibilidad: nos deja los nervios de punta, y, al final, el corazón en un puño. Esta sí que es la experiencia cinematográfica más extrema… ¿hasta cuándo?

¿Y AHORA ADÓNDE VAMOS?, de Nadine Labaki: LAS CHICAS SON LUCHADORAS, PERO NO GUERRERAS

Calificación: 6,5/10.

Hace unos años, tuve la ocasión de ver el debut de Labaki, Caramel, y quedé fascinado por él. Caramel transcurre en Beirut, pero no hay ni en él una sola referencia al conflicto bélico desarrollado en aquel país. Se trata de la película más eminentemente femenina (¡que no feminista, ojo!) de los últimos años.

Con esta ¿Y ahora adónde vamos?, las cosas cambian. Labaki se mete de lleno en el berenjenal de los judíos contra musulmanes, pero muy a su manera (que, por cierto, nada que ver con la de la Jolie en En tierra de sangre y miel): en un pueblo pequeñísimo, en el que la guerra ha enfrentado a vecinos que son casi parientes, cuando la escalada de violencia amenaza con llegar a preocupante, las mujeres toman cartas en el asunto. Y, sin querer desvelar mucho más de la trama, hacen su aparición unas strippers rusas, el hachís y un romance entre cristiana y mahometano.

La facilidad pasmosa con la que Labaki pasa del drama a la comedia (ya sea romántica o negra) y después a la mera farsa para recalar en el musical llega a asombrosa, y ya la quisieran muchos en su trigésima película, cuando Labaki va por la segunda.  Su tono oscilante, dicho sea esto sin el menor afán peyorativo, recuerda a cineastas tan dispares como Ettore Scola, Nikita Mikhalkov, Tomás Gutiérrez Alea, Fatih Akin o incluso, en algún momento, nuestro Berlanga. Por el contrario, el mensaje de fondo se antoja bienintencionado y simplista en exceso: el buen rollo, el  cachondeo y la unión femenina siempre pueden evitar males mayores.

Sin embargo, hay otro mensaje subyacente con el que no podría estar más conforme, y me imagino que también todos los que me lean. Como decía un personaje de otra película notable, hay suficiente religión en este mundo para hacer que los hombres se odien, pero no para que se amen. Claro, que doña Nadine le añade a esto tales chorros de humanidad (¿bonhomía?) y vitalismo que la experiencia sigue siendo más que grata, y a la libanesa no hay quien le arrebate su puesto de una de las mejores cineastas de la actualidad. Que sea por mucho tiempo.

* ¿Y AHORA ADÓNDE VAMOS? (2011). DIRECTORA: Nadine Labaki. INTÉRPRETES: Nadine Labaki, Kevin Abboud, Claude Baz Moussawbaa, Julian Farhat, Ali Haidar, Leyla Hakim . NACIONALIDAD: El Líbano.  La película se estrenó el pasado viernes 2 de marzo, pero puedes descargarla aquí.