Dos para la tres nació, si no recuerdo mal, a finales de 2009 o principios de 2010. El título, que evidentemente significa ‘DOS ENTRADAS PARA LA SALA TRES’ (nada que ver con las 2:58), es también el de un libro que escribió uno de los pocos críticos de cine que admiro: Oti Rodríguez Marchante.

Aunque Dos para la tres, que nació en Blogspot, era de vocación de “escritura para uno mismo”, pronto me contrataron tanto en el antiguo blog La Isla Tuerta, hoy sitio de Facebook con el que sigo colaborando, como en la ya extinta web española de Moviepilot.

Así que a día de hoy todavía asisto, en la medida en que mi tiempo me lo permite, a pases de prensa de películas, photocalls y ruedas de prensa con actores. Haber conocido a gente del cine me hizo rectificar la opinión de que los músicos son las personas más egócéntricas que existen.

No sabía muy bien qué foto añadir a esta breve intoducción, pero sí incluyo mi dirección de Facebook, donde me podéis seguir y agregarme como amigo. Y, como colofón, ampliados y corregidos, los puntos que resumen la línea editorial del blog y que aparecieron en la primera entrada de esta divertidísima y fructífera etapa de Worpress:

– Se trata de un blog de vocación gamberra y políticamente incorrecta, y que, salvo algunas filias o más bien pasiones, es capaz de sacarle los colores al más pintado.

– Dos Para La Tres, por lo general, reivindica el cine de género frente al de autor, sin llegar a esos extremos de ciertos blogueros frikis que consideran a Darren Lynn Bousman el mejor realizador de la Historia y nunca han visto nada de Buñuel ni de Bresson.

– No obstante, este blog menosprecia a los críticos de la prensa de papel, precisamente porque ellos lo hacen con el cine de género, al contrario que con el realismo social o las mamarrachadas de Von Trier y Haneke.

– Se mantiene el boicot al cine español subvencionado.

– A tenor de lo anterior, este blog, aunque desprecia y desafía abiertamente la llamada Ley Sinde-Wert, que ha reaparecido en septiembre de 2013 para quedarse definitivamente, no enlaza NUNCA contenidos de descarga directa, sino a otras páginas que sí cuelgan dichos enlaces (a modo de buscadores como Google, Bing o Yahoo, cuya actividad ha quedado excluida de ser castigada por esta ominosa ley). No sé si todos sabéis que a partir de ahora va a estar menos penada la prostitución de menores, la pornografía infantil o el homicidio imprudente que tener una web de enlaces a contenidos de descarga directa. Asimismo, y respecto a todo lo dicho, este blog NO TIENE AFÁN DE LUCRO: los pocos anuncios que puedan aparecer en él los ha situado WordPress para mantener el sitio, y no yo mismo, y puedo demostrarlo. Así que, ya que no pueden pillarme por enlazar contenidos para obtener beneficio económico ni tampoco por incluir enlaces directos en este blog, que lo hagan por calumnias y difamación: TODOS LOS PROMULGADORES Y EJECUTORES DE ESTA LEY SON UNOS HIJOS DE LA GRAN PUTA, Y MÁS SI PERTENECEN AL PPSOE.

No obstante, este blog NO PRETENDE ALENTAR NI FOMENTAR LA PIRATERÍA, sino facilitar el acceso a música, cine y literatura a la vez que inculcar un amor incondicional por ellos. Sobre esto y lo anterior, mucho más en esta entrada, donde explico cómo nuestros gobernantes nos criminalizan al mismo tiempo que nos roban y añado alguna explicación más de por qué este blog nunca debería incurrir en responsabilidades penales.

Gracias por llegar hasta aquí y un cordial saludo.

Anuncios