CBGB, de Randall Miller: LA HISTORIA (PUNK) QUE NO SE REPITE

Calificación: 6,5/10. 

CBGBposter1

¿Os imaginaís que en medio de una crisis económica mundial y en un barrio con uno de los índices de criminalidad más alto de una ciudad en bancarrota alguien abre un tugurio y acaba reuniendo a algunos de los músicos más influyentes de ese siglo?

Pero no, no se trata de esta eviterna crisis -¡qué más quisiéramos!-, sino de la del petróleo en los 70. Aquella ciudad era la misma Nueva York que Scorsese y Schrader plasmaron con su poesía desesperada y definitiva en Taxi Driver. El barrio, Bowery, que hoy acoge a eso que todavía se sigue llamando “la clase acomodada”. Y, por supuesto, aquel visionario por accidente fue Hilly Kristal, que pretendió difundir el Country, el Bluegrass y el Blues desde un antro llamado por abreviatura CBGB. Los que desfilaron por allí, huelga decirlo, los Ramones, Blondie, Patti Smith, los Talking Heads, Television, Johnny Thunders o Iggy Pop, por dejarme muchos. Es decir: aquella primera y definitiva hornada del Punk y la New Wave norteamericanos, quizá más importante que la británica (mejor dejamos ese debate para otro momento).

MAckerman1

En este sentido, CBGB, la película, se hace ya grande por lo que cuenta. Su argumento basado en hechos reales nos puede parecer más improbable que el más rebuscado de una de ciencia-ficción, pero no ha habido ni habrá marcianos más entrañables que Joey Ramone, Patti Smith o los Dead Boys. Y, sin embargo, la película da una vuelta de tuerca al punto de vista para no quedarse en otro multi-biopic de grandes éxitos tipo Cadillac Records: el Punk, como estilo y filosofía, en realidad se gestó paralelamente en un garaje de Connecticut, con la aparición de la revista llamada, precisamente, Punk.

Ashley Greene

Y al final, no obstante, todo lo que en el filme proviene de Punk, la revista, resulta lo más endeble y discutible de la propuesta, desde esas transiciones de cómic para los cambios de secuencia hasta algunas líneas de diálogo más pedantes imposible, las cuales sí ridiculizan y banalizan no poco el fenómeno del CBGB y la gestación del Punk (el estilo musical, no la revista). Porque al contrario de lo que han opinado casi todos, creo que hay aquí una dirección de actores decente y un reparto que funciona en su gran mayoría, mención especial para el habitual del director Alan Rickman, la conocida por la saga Crepúsculo Ashley Greene (foto superior) y una asombrosa Malin Akerman dando vida a la no menos asombrosa Debbie Harry, que a estas alturas debería constituir un icono tan tópico como Marilyn o Audrey Hepburn, pero la vida no es justa. 

MAckerman2

Por lo demás, resulta una gozada entrar por un rato en el caótico club que da título al filme y volver a escuchar los grandes éxitos de todos los músicos mentados, y hasta casi diría que verlos encarnados por actores jóvenes; justo lo contrario que comprobar que, para lo bueno, la Historia nunca se repite… (Aquí elimino un deprimente párrafo sobre la situación socioeconómica actual y la falta de interés por la música, y más por el Punk, de la juventud de hoy, sobre todo para no repetirme yo tampoco).

En conjunto, una propuesta mucho más atractiva para melómanos que para cinéfilos, aunque ser las dos cosas al mismo tiempo tampoco venga mal para el visionado. 

 * CBGB (2013). DIRECTOR: Randall Miller. INTÉRPRETES: Malin Akerman, Ryan Hurst, Stana Katic, Johnny Galecki, Ashley Greene, Alan Rickman, Rupert Grint, Ahna O’Reilly, Kyle Gallner, Justin Bartha, Bradley Whitford,Donal Logue, Freddy Rodríguez, Joel David Moore, Mickey Sumner, Josh Zuckerman, Michael Massee, Estelle Harris, Taylor Hawkins, Julian Acosta, Peter Vack, Tom Nowicki, Steven Schub. NACIONALIDAD: EE. UU. La película no tiene de momento fecha de estreno en España, pero puedes verla online y descargarla aquí

Y como este blog siempre intenta dar un poquito más que los demás, la revista Punk se publicó en España, y he escaneado algunas muestras de un ejemplar (que me regaló precisamente una ex-novia que cantaba en un dúo musical de los tiempos del Electroclash) para solaz de los visitantes, aunque advierto que es políticamente incorrectísimo:

001

002003004

005006007

ESTE BLOG TIENE LICENCIA DE CREATIVE COMMONS QUE IMPIDE REPRODUCIR TODO O PARTE DEL CONTENIDO CON CUALQUIER FIN, COMERCIAL O NO.

PARA DESCARGAR CUALQUIER PELÍCULA MENCIONADA, PINCHAD SOBRE SU TÍTULO.

TODAS LAS FOTOS ESTÁN EN ALTA RESOLUCIÓN HACIENDO CLIC SOBRE ELLAS (EL COPYRIGHT DE LAS IMÁGENES PERTENECE A SUS RESPECTIVOS AUTORES Y/O PRODUCTORAS O DISTRIBUIDORAS).

PARA CONTACTAR CON EL AUTOR, ESCRIBID UN COMENTARIO.

Anuncios