Lincoln_Póster

“No se hace buena literatura con buenas intenciones ni con buenos sentimientos” (André Gide).

“No existen libros morales o inmorales. Los libros están bien o mal escritos. Eso es todo” (Oscar Wilde).

Dos de las citas más célebres de todos los tiempos que nunca viene mal recordar en esta época de buenismo y corrección política. Pues, evidentemente, se puede cambiar literatura por cine y libros por películas. Y es que tanto Lincoln como Django desencadenado parecen querer reabrir un debate sobre la maldad de la esclavitud y el racismo. Debate intempestivo y estéril, pero muy reconocido y premiado. Ya el colmo fue que en la ceremonia de los Globos de Oro apareciese el ex-presidente Clinton para apoyar la mencionada película de Spielberg. Por si los españoles pensábamos que aquí hay demasiados políticos haciendo la rosca a según qué gente del espectáculo y viceversa.

Pues Lincoln y Django desencadenado podrán contener un mensaje positivo, pero la primera resulta trasnochada y soporífera, y la segunda, irregular y excesiva. Curiosamente, ambas terminan, en lo que se refiere a los acontecimientos que narran, donde empieza la que es quizá la mejor película de todos los tiempos: El nacimiento de una nación, de David Wark Griffith.

Y, sin embargo, El nacimiento es un panfleto racista y de apología del Ku Klux Klan. Como recordaba el escritor e historiador Román Gubern en un documental sobre Leni Riefenstahl, la excelencia estética no está reñida con la perversión ideológica. Se puede hacer una magnífica película racista o las dos flojas y aburridas películas antirracistas de las que estamos hablando.

LINCOLNPero los premios más famosos del cine norteamericano, Globos de Oro y Óscars, y por ende la opinión pública mundial, premian las buenas intenciones y los buenos sentimientos. Así que, queridos lectores, ni se os ocurra decir que no os gustan Lincoln ni Django desencadenado: os pueden llamar fascistas, racistas, intolerantes, reaccionarios y todo tipo de lindezas similares. Y los que os lo llamen se creerán con todo el derecho a hacerlo y en posesión de la verdad absoluta. Qué hartazgo, de verdad.

Y ahora, una breve reseña de la película de Tarantino:

DJANGO DESENCADENADO, de Quentin Tarantino: VENTE A MADURAR AL OESTE

Calificación: 4,5/10.

DjangoWallpaper

Así es el multiproclamado Tarantino: hace una bélica y le sale un espagueti-western, y hace un western y le sale una blacksplotation con vocación de serie B de buenos y muy malos. Siempre le dan un Globo de Oro o un Óscar al mejor guión, y, sin embargo, es mucho mejor director que guionista. Dicen que Django desencadenado es una obra de madurez traicionada por los guiños y citas, y, sin embargo, otros creemos que don Quentin no madurará nunca, entre otras cosas por su desmesurado ego acrecentado por las alabanzas por inercia.

Y con esto le quedará claro a todo el mundo que lo nuevo de Tarantino, sin resultar tan infumable como las dos anteriores entregas, no colma las expectativas ni de lejos. Al principio da la impresión de tener asumido a Peckimpah o a Eastwood, y de pronto uno se topa con una escena pretendidamente cómica como la de los encapuchados, que parecería poco inspirada en La hora de José Mota. Más que los guiños -esos zooms enfáticos o los cameos como el de Tom Savini– le pueden las torpezas de guión: personajes de adorno como el de Lara Lee, giros finales de traca: ¿¿¿de verdad hay algún traficante de esclavos tan tonto como para darle un arma de fuego a uno de sus cautivos???

Así que una vez más se imponen el exceso de metraje y el de pretensiones, el intento de ser revulsivo a fuerza de mostrar otra vez cómo el Mal ha de combatirse con virulencia, algo casi tan viejo en el cine como el western mismo. Y los postizos de subgénero, insisto, no dan al traste con una madurez que el director de Death Proof no logrará nunca, sino que ni siquiera consiguen tapar carencias y una construcción en ocasiones muy pobre. Django se deja ver en algunos de sus tramos y por bastantes de sus actores, especialmente Leonardo DiCaprio, pero la megalomanía y la autocomplacencia de este enésimo genio se hacen muy cuesta arriba. Le pondrán bien y le premiarán por inercia y buenismo como a muchos otros, pero a ver quién es capaz de soportar este mamotreto tan siquiera una segunda vez.

* DJANGO DESENCADENADO (2012). DIRECTOR: Quentin Tarantino. INTÉRPRETES: Jamie Foxx, Christoph Waltz, Leonardo DiCaprio, Kerry Washington, Samuel L. Jackson, Don Johnson. NACIONALIDAD: EE. UU. La película se estrenó el pasado 18 de enero, pero puedes descargarla aquí.  

DjangoCartel

ESTE BLOG TIENE LICENCIA DE CREATIVE COMMONS QUE IMPIDE REPRODUCIR TODO O PARTE DEL CONTENIDO CON CUALQUIER FIN, COMERCIAL O NO.

PARA DESCARGAR CUALQUIER PELÍCULA MENCIONADA, PINCHAD SOBRE SU TÍTULO.

TODAS LAS FOTOS ESTÁN EN ALTA RESOLUCIÓN HACIENDO CLIC SOBRE ELLAS.

PARA CONTACTAR CON EL AUTOR, ESCRIBID UN COMENTARIO.

Anuncios