CASA DE TOLERANCIA, de Bertrand Bonello: FASTUOSA (Y FATIGOSA)  DECADENCIA

Calificación: 4,5/10.

Casi todas las películas fallidas de hoy día lo son porque suelen abundar en errores de guión, especialmente en lo tocante al desarrollo de los personajes. Hay, sin embargo, otro puñado de películas ya dislocadas desde su origen, por el tratamiento que su creador pretende darle a la historia. Casa de tolerancia supone el perfecto ejemplo. Bertrand Bonello, un director muy poco conocido en España que, no obstante, va por su quinta película, nos entrega dos horas larguísimas de decadencia en la decadencia, de recreación esteticista con muy poquito sustrato argumental.

L’apollonide nos cuenta el cierre de un burdel parisino a principios del siglo XX y los escasos acontecimientos que lo marcan: la mutilación facial de una de las meretrices, la llegada de una nueva a la “casa”, otra que enferma de sífilis y la continua reincidencia de unos cuantos clientes y su idiosincrasia. Y ya está. Para su película de época, Bonello se sirve de recursos tan audaces como la utilización de música Rock o un epílogo grabado en digital y baja definición ambientado en la actualidad. Pero todo se queda en agua de borrajas. Bonello se pone ampuloso hasta lo extenuante, fatiga con tanto plano pictórico y tanta sensualidad Belle Époque. Resulta un narrador tan cansino que llega a referir las mismas cosas cuatro o cinco veces, además las mismas que al principio del filme había elidido (la mutilación del personaje de “La Judía”). Personalmente, añadiré que esta forma de relatar (pocos) sucesos con toda esa retórica huera disfrazada de pedantería resulta opuesta a mi concepción de cómo debe contarse una historia. ¿Os suena el clasicismo americano de Hawks? ¿Y la austeridad de Bresson?

Por otra parte, aunque Bonello hubiese ido más al grano con su discurso, existen demasiadas buenas películas, y hasta obras maestras, sobre el mismo tema, desde Belle de Jour, de Buñuel, hasta Vivir su vida, de Godard, pasando por la mucho más olvidada La pequeña, de Louis Malle, que revisé hace poco y creo que Bonello debería haber hecho lo mismo. Para no cansar con muchas más referencias, hace un par de meses se estrenó Evelyn (enlace de la crítica), de la directora española Isabel de Ocampo, una obra de denuncia honesta, implacable y casi impecable ante la cual L’apollonide se diluye como los afeites de estas prostitutas tras una noche con varios clientes. Me pregunto qué pensará Isabel sobre este mamotreto que, según han dicho algunos, desvela tan bien el misterio femenino…

Se gana casi el aprobadillo por la ambientación y las interpretaciones.

* CASA DE TOLERANCIA (2011). DIRECTOR: Bertrand Bonello. INTÉRPRETES: Hafsia Herzi, Jasmine Trinca, Adele Haenel, Noémie Lvovsky, Céline Sallette. NACIONALIDAD: Francia. La película se estrenó el pasado viernes 24 de agosto, pero puedes descargarla aquí.

******************************************************

LAS MALAS HIERBAS, de Alain Resnais: UN ENFANT TERRIBLE DE NOVENTA AÑOS

Calificación: 9/10.

No me considero uno de esos cinéfilos reaccionarios y anclados en el pasado, pero reconozco que los pocos miembros activos –o más bien vivos- de la Nouvelle Vague nos han dado algunas de las mejores películas de los últimos tres o cuatro años. Además, demuestran un nivel tanto de abstracción como de innovación muy superior al de los realizadores con edad de ser sus nietos. Y me refiero al Godard de Film Socialisme –plomizo para algunos, genial para otros-, al delicioso Jacques Rivette de El último verano (añado el enlace de mi crítica) y a este punzante y desconcertante Resnais de Las malas hierbas.

El ya nonagenario director de la obra maestra El año pasado en Marienbad nos entrega este juguete diabólico, este caramelo envenenado basado en una novela de Christian Gally publicada en España pero no traducida. Resnais habla sobre cómo se entrevera la fatalidad con las casualidades en las relaciones humanas durante un desarrollo que parece estarle buscando las cosquillas todo el tiempo a aquel panfleto sobre la fraternidad que fue Tres colores: rojo. De lo corrosiva que puede llegar a ser Les herbes folles da cuenta, por ejemplo, la secuencia de la visita de los policías al protagonista Georges Palet y la reacción de este: congela la sonrisa y da ganas de mirar hacia otro lado de lo que nos reflejamos en ella.

El final, sin embargo, desvela todo el intríngulis y arroja una nueva (y desoladora) luz sobre lo que hemos visto. Ha sido comparado con el de 2001, de Kubrick, y quizá suponga el mejor sobre una pantalla de cine durante este 2012.

Las malas hierbas está concebida para eso que en otros tiempos se llamó épater le bourgeois. Sin embargo, ahora el conformista es ese público cuyas obras maestras de referencia son todas de la Pixar y que no quiere pensar ni complicarse demasiado en las salas de cine. Ya les he leído por ahí a muchos foreros que este “subrrealismo” es una tomadura capilar… y, con noventa años casi recién cumplidos, Resnais se vuelve enfant terrible, algo que no han logrado otros en la veintena, y no ha sido por falta de intentos…

* LAS MALAS HIERBAS (2009). DIRECTOR: Alain Resnais. INTÉRPRETES: André Dussollier, Sabine Azéma, Emmanuelle Devos, Mathieu Amalric. NACIONALIDAD: Francia. El Blu-Ray y DVD salen a la venta hoy 28 de agosto, pero puedes descargar la película aquí.

ESTE BLOG TIENE LICENCIA DE CREATIVE COMMONS QUE IMPIDE REPRODUCIR TODO O PARTE DEL CONTENIDO CON CUALQUIER FIN, COMERCIAL O NO.

PARA DESCARGAR CUALQUIER PELÍCULA MENCIONADA, PINCHAD SOBRE SU TÍTULO.

PARA CONTACTAR CON EL AUTOR, ESCRIBID UN COMENTARIO.

Anuncios