Como reza en la descripción de este blog, no tengo por qué hablar siempre de cine. O, mejor dicho, puedo hablar de cine a propósito de otras cosas relacionadas. Como la música. Y como uno de los grupos españoles más cinematográficos que existen. Y también de más calidad.

No resulta fácil definir el vitalista y generoso sonido de Limbotheque. Yo me lo explico a mí mismo de esta manera: Limbotheque hacen Easy Listening y Lounge, pero low cost, ideal para los tiempos que corren. Hay momentos de su música que les permitirían aparecer en un club nocturno en Buenos días, tristeza o en Dos semanas en otra ciudad (¡por favor, NO OS PERDÁIS estas dos casi-obras maestras!), y hay otros en que les sale la vena fallera-gitanoide, y se asemejan a la orquesta del director serbio Emir Kusturica.

Mi amigo Miguel Ángel Cendejas, Dj, locutor de radio y erudito musical profesional, dice que suenan igual que Vaya Con Dios, Pink Martini o Basia. Mmmmm… ¿algo que objetar?

Por tanto, uno de los puntos a favor de Limbotheque es su sonido, exquisito y -por desgracia- inusual, especialmente en este puñetero país. El segundo, desde luego, la calidad de sus músicos. El tercero y definitivo, Carol García, cantante de profusa voz, también de profusas curvas y no menos profuso carisma. A esta valenciana nacida en Argentina la considero la vocalista más sexy del panorama musical español, y creo que no voy en absoluto desencaminado. Como ya se ha dicho, su imagen se encuentra a medio camino entre las maggiorata del cine italiano y las pin-ups, pero sin ese look de tatuajes, calaveras y leopardos tan gastado y aburrido.

Actualmente, Limbotheque se encuentran de gira presentando su tercer disco Folkabaret (el primero, inencontrable, han prometido colgarlo en su web como descarga gratuita). Por suerte para el que suscribe, les encanta venir por Madrid, ya sea para ofrecer conciertos “familiares” en el foro de la Fnac o en Espacio Ufi o para dar bolos más grandes, como el de la semana pasada en la sala El Sol.

Carol, cada vez más descocada en el escenario, sabe aportar ese toque burlesque o simplemente teatral a las actuaciones del grupo, siempre sin dejar de contar con la simpatía del respetable, y no solo del respetable masculino. Por lo demás, la competencia instrumental de Gerard, Camilo, Raúl, Xavi, Hugo y David hacen el resto. Y el repertorio, claro está: desde el Rhythm and Blues (nada que ver con eso que canturrean Rhianna o Britney Spears mientras mueven el culo) de Man of constant sorrow hasta el viejo himno partisiano Ciao bella ciao, pasando por su hit Whisky is my drink y mil añejas y gozosas ocurrencias más. Aquí van dos pequeñas muestras:

La semana próxima, los chicos vuelven a Madrid para ofrecer otro de sus conciertos en petit comité. Y, si tienes la suerte o la desgracia de vivir en otra ciudad, esperemos que ellos la visiten. Si no, solicítalo por Myspace, porque están en plena expansión. Lo dicho: Folk, magia y lujo a nuestro alcance. Un grupo tan de cine, en los dos sentidos, no podía dejarlo pasar este blog de ídem.

http://www.limbotheque.com/

https://www.facebook.com/LIMBOTHEQUE

http://www.myspace.com/limbotheque

ESTE BLOG TIENE LICENCIA DE CREATIVE COMMONS QUE IMPIDE REPRODUCIR TODO O PARTE DEL CONTENIDO CON CUALQUIER FIN, COMERCIAL O NO.

PARA CONTACTAR CON EL AUTOR, ESCRIBID UN COMENTARIO.

Anuncios