Érase un blog modesto pero próspero llamado Dos Para La Tres por el que me contrataron para escribir en la página española de Moviepilot y también en La Isla Tuerta, una especie de macro-blog comunal con las suficientes visitas diarias como para que me inviten a preestrenos, screenings y eventos varios.

Pues bien, a Dos Para La Tres no se lo llevaron por delante sus pretensiones, su egolatría, los trolls ni la Ley Sinde, sino su servidor, Blogger. Y es que, tras ser tan pardillo de pulsar en el botón Prueba la nueva interfaz de Blogger, las casi cien entradas del blog se descuajeringaron con su maquetación, sus vídeos y sus fotos.

En los primeros momentos, lo lamenté con furia y exabruptos, pero, tras sosegarme un poco, me di cuenta de que el cambio podría ser beneficioso: últimamente, editar y maquetar en Blogger se habían convertido en actividades equivalentes a que me clavaran alfileres entre las uñas, lo que iba resintiendo el número de entradas mensuales.

Así que pretendo que esta nueva etapa en WordPress sea como la anterior, pero ampliada y corregida. Aquí van algunos puntos de la antigua y nueva línea editorial:

– Se trata de un blog de vocación gamberra y políticamente incorrecta, y que, salvo algunas filias o más bien pasiones, es capaz de sacarle los colores al más pintado.

– Dos Para La Tres, por lo general, reivindica el cine de género frente al de autor, sin llegar a esos extremos de ciertos blogueros frikis que consideran a Darren Lynn Bousman el mejor realizador de la Historia y nunca han visto nada de Buñuel ni de Bresson.

– No obstante, este blog menosprecia a los críticos de la prensa de papel precisamente porque ellos lo hacen con el cine de género, al contrario que con el realismo social o las mamarrachadas de Von Trier y Haneke.

– Se mantiene el boicot al cine español subvencionado, aunque, en vista del cambio de gobierno del pasado 20 de noviembre, habrá que seguir atentos a este asunto.

– A tenor de lo anterior, este blog enlaza contenidos de descarga directa y desprecia abiertamente la Ley Sinde, que es posible que aún salga adelante en el Congreso.

Y, básicamente, esto es todo. Aparte de estrenos en taquilla y novedades en DVD, comentaré películas que sólo están disponibles en la Red (comienzo por The Human Centipede I y II) y trataré de conseguir alguna entrevista exclusiva con estrellazas de gira promocional si me lo permite Hispano Foxfilm.

Deseadme suerte, no seáis malajes.

Foto: fotograma de la película “Mi desconfiada esposa” con el personaje de Maxie, el cual pronuncia la frase que le he robado para el título de la entrada.

Anuncios