Alguien muy cercano me sugirió que, si había hecho un top ten con las mejores películas veraniegas, podría hacer lo mismo con las navideñas. Pero confeccionar una lista de las mejores supondría caer el tópico, que este blog siempre rehúye: ¡Qué bello es vivir!, The Holiday, etc. Así que tiro por la calle de en medio: hay cinco típicas y cinco atípicas. Y no está Love Actually, porque, como ya he dicho por aquí, la encuentro exageradamente sobrevalorada.

Comoencasaenningunsitio

10. COMO EN CASA EN NINGÚN SITIO (Seth Gordon, 2008). Desternillante comedia anti-navideña que solo al final deja paso a los buenos sentimientos y que no gustó a la mayoría de la crítica ni del público. No obstante, posee ese humor gamberro a punto de pasarse de la raya típico del frat pack y atesora un puñado de gags verbales y físicos superlativos. En el reparto, entre otros, Vince Vaughn, Reese Witherspoon, Robert Duvall, Sissy Spacek y Jon Voight. Lo contrario que Love Actually: muy infravalorada.

FemaleTrouble

9. FEMALE TROUBLE/COSAS DE HEMBRAS (John Waters, 1974). Ya hablé de ella en otra actualización de este blog, y, aunque no se trate de una película navideña per se, contiene una secuencia imborrable ambientada el 25 de diciembre que culmina con la famosa auto-violación de Divine. Esta, aún en la high school, se escapa de casa porque se han negado a regalarle unos zapatos “de tacón cha-chá” y, en la refriega de la huida, su madre queda atrapada debajo del árbol de Navidad… algo que el director sacó de un recuerdo infantil, aunque fue la abuela y no la madre de Waters quien se viese bajo ese mamotreto con bolas brillantes. Descarga de subtítulos: http://www.opensubtitles.org/es/subtitles/62070/female-trouble-es

SilentNightDeadlyNight

8. NOCHE DE PAZ, NOCHE DE MUERTE (Charles E. Sellier Jr., 1984). En la época dorada de los slasher y de muchas más cosas, los 80, era solo cuestión de tiempo que alguien realizase uno navideño. Historia tremebunda sobre un huérfano traumatizado por la Navidad y unas monjas crudelísimas (son las que dan mas miedo de toda la película), que, una vez alcanzada la pubertad y al acercarse la fecha fatídica, vestido de Papá Noel y hacha en mano, se dedica a cargarse a todo bicho viviente. Inmensa en su planteamiento y en la cutrez de su puesta en escena, este bloguero recomienda utilizarla para aguarle las Fiestas a cualquier acérrimo de las mismas. Existe un remake de este año al que aún no he tenido tiempo de echarle un ojo.

Buscandounbesoamedianoche2

7. BUSCANDO UN BESO A MEDIANOCHE (Alex Holdridge, 2007). Probablemente la segunda mejor película que se ha hecho jamás sobre la Nochevieja, que no todo tiene que tratar sobre la Navidad misma. Una joyita independiente que, hace ya la friolera de cinco años, cautivó a crítica y público con su sinceridad, sencillez, trazo de personajes y blanco y negro típico del cine americano off-Hollywood. Holdridge la rodó con tan poco presupuesto que muchas veces tuvo que ocultar las cámaras por no poseer los permisos de rodaje pertinentes. Un pequeño y encantador clásico indie.

HarryySally_fotograma

6. CUANDO HARRY ENCONTRÓ A SALLY (Rob Reiner, 1989). Otro filme que, sin versar específicamente sobre estas fechas, sí contiene un desenlace ambientado en las mismas que derretiría a un carámbano. Probablemente lo mejor que haya dirigido nunca Reiner ni protagonizado Meg Ryan, hoy en día con la jeta hipertrofiada por el bótox. Uno de los filmes románticos imprescindibles del último cuarto de siglo, que jamás cansa en las revisiones. Y es que a cuántas les gustaría encontrarse, con el beso de las 12 del 31 de este mes, una proposición formal de casorio…

KateHudson200cigarrillos

5. 200 CIGARRILLOS (Risa Bramon García, 1999). Probablemente la mejor película que se ha hecho jamás sobre la Nochevieja y su celebración. Obra coral y de nostalgia ochentera, por ella desfilan Ben y Casey Affleck, Christina Ricci, Paul Rudd, Courtney Love (sorprendentemente buena actriz) y una primeriza y maravillosa Kate Hudson. El único filme de esta directora de casting es como debería ser siempre la fiesta del nuevo año: chispeante, divertida, nada espesa, en torno a los romances y con muy buena música. Y allá que cada uno dilucide si es verdad o no que si no se tiene sexo en Nochevieja no se tiene tampoco el resto del año, como afirman dos de los personajes femeninos…

Unniñogrande

4. UN NIÑO GRANDE (Paul y Chris Weitz, 2002). Otra muy apropiada para estos días de comilonas y bombillas por doquier, y, junto con American Dremz, lo mejor que han rodado estos hermanos que contribuyeron a alguna de las sagas más aberrantes de este nuevo siglo (American Pie, Luna nueva). El secreto de esta historia de mensaje esperanzador sobre personajes a la deriva está en que se trata de la adaptación de una novela del gran Nick Hornby (Alta fidelidad), y, por ello, el trazado de los protagonistas resulta irreprochable. Por si alguien duda si debiera incluirse en esta lista, Hugh Grant es hasta ahora el único personaje que ha dado el cine que vive de los royalties de un horrísono villancico.

tuyyo_fotograma

3. TÚ Y YO (Leo McCarey, 1957). Y entramos en la zona de los clásicos con mayúsculas. El gran Leo McCarey realiza un remake de una película propia superando al original. Afirmar que An affair to remember supone un hito en el cine romántico no hace suficiente justicia a esta obra maestra, que lo es por su combinación superlativa de comedia y de melodrama. Por otra parte, el filme puso de moda las citas en la terraza del último piso del Empire State, la cual que conoció un revival gracias al homenaje/rescritura Algo para recordar. Su desenlace navideño (una vez más), feliz y tristísimo al mismo tiempo, puede provocar más lágrimas que el de ¡Qué bello es vivir! Imborrable.

Plácido

2. PLÁCIDO (Luis García Berlanga, 1961). A partir de la campaña franquista Siente un pobre a su mesa, el genio Berlanga puso en pie un sainete coral más cercano que nunca al neorrealismo italiano y especialmente cruel con la pequeña burguesía del régimen del anterior jefe de Estado. Si uno busca una visión negra de las Navidades, esta es su película: jamás se ha reflejado mejor su caridad de boquilla con fecha de caducidad inmediata. El primer y feliz encuentro del valenciano con su recurso expresivo favorito, el plano-secuencia, y, huelga decirlo, una de las mejores películas del cine español de todos los tiempos.

ElApartamento

1. EL APARTAMENTO (Billy Wilder, 1960). Puesto que para muchos se trata de la obra cumbre  de Billy Wilder, El apartamento lo es (¿casi?) todo: historia de amor entre perdedores, fábula amarga sobre el arribismo laboral pero también sobre la recuperación de la dignidad perdida y, por supuesto, perfecto equilibrio entre las influencias de los maestros del maestro: Erich Von Stroheim y Ernst Lubitsch. C.C. Baxter, el mejor Jack Lemmon posible, pasa las fiestas siempre solo, en el zoo y delante de la tele… hasta que se enamora de la querida del mandamás de su empresa. Nunca las Navidades se han exprimido ni se exprimirán tan bien cinematográficamente: Wilder, un hombre de entendimiento superior, captó la esencia de las mismas, su colorista y vocinglera sordidez, y la usó como perfecto contrapunto para el romanticismo. Quizá, eso sí, no muy apropiada para revisar durante esta interminable crisis: a muchos les puede provocar nostalgia de un empleo…

ESTE BLOG TIENE LICENCIA DE CREATIVE COMMONS QUE IMPIDE REPRODUCIR TODO O PARTE DEL CONTENIDO CON CUALQUIER FIN, COMERCIAL O NO.

PARA DESCARGAR CUALQUIER PELÍCULA MENCIONADA, PINCHAD SOBRE SU TÍTULO.

TODAS LAS FOTOS ESTÁN EN ALTA RESOLUCIÓN HACIENDO CLIC SOBRE ELLAS.

PARA CONTACTAR CON EL AUTOR, ESCRIBID UN COMENTARIO.